miércoles, 16 de noviembre de 2016

PRESENTACIÓN DEL CENTRO DE ESTUDIOS PARA EL DESARROLLO TERRITORIAL (CEDESTE)


video

El día 15 de noviembre, se presento en el Instituto de Formación Docente 9-001 Gral. San Martín, el Centro de Estudios para el Desarrollo Territorial, y la primera investigación realizada por el mismo, sobre el Comportamiento de las Ventas del Comercio Minorista de Palmira, San Martín.
El Centro de Estudios para Desarrollo territorial se concibe como  un espacio de producción y difusión de conocimientos multidisciplinarios acerca del desarrollo, el trabajo y la sociedad  en su específica  dimensión territorial, procurando  aportar a la capacidad de producción de datos,  análisis e interpretación,  la interacción entre actores y organizaciones estatales o de la sociedad civil  vinculados con esta amplia problemática.

En el mismo acto, el IFD Gral. San Martín firmó convenios de colaboración mutua con la Central de Trabajadores Argentinos CTA, representada por  su Secretario General, Gustavo Correa, la Cámara de Comercio, Agricultura e Industria de San Martín, representada por su presidente Mario Doña, el Sindicato Argentino de Televisión, SATSAID, representado por Laura Navarro y la Fundación El Aleph, representada por su presidenta, Lic. Gabriela Bazan.

sábado, 15 de octubre de 2016

Carta de los padres...¡pa que aprendan!



Sr. Ministro de Educación de la Nación

Esteban Bullrich

S / D:

Las familias abajo firmantes sabemos que el 18 de octubre se aplicará en todo el país el Operativo Aprender, una evaluación para alumnas y alumnos de 6to grado (en las áreas de Prácticas del Lenguaje y Matemática); 5to y 6to año (en cuatro áreas) de todas las escuelas públicas y privadas del país y en algunas escuelas también a estudiantes de 3er grado y 2do año.

Nos dirigimos a usted para informarle que no queremos que nuestros hijos e hijas participen de esta iniciativa porque se trata de una evaluación:

• Externa, no la toman los maestros y/o profesores del grado o curso sino que envían aplicadores contratados a cambio de una suma de dinero sólo por ese día para tomar la evaluación.

• Estandarizada, porque es la misma para estudiantes de todo el país, sin importar las particularidades de cada uno, ni la ubicación geográfica de la escuela, ni las problemáticas de la comunidad, ni los saberes previos, ni los contenidos trabajados ni los proyectos en curso.

• Muy costosa, y creemos que sería lógico que ese dinero se utilizara para resolver los diversos problemas que atraviesa la Educación Pública (emergencia en infraestructura, falta de construcción de escuelas, reapertura de paritarias docentes y capacitación docente, entre otras).

• Se basa en los intereses de organismos empresariales y de crédito internacionales quienes deciden los contenidos a evaluar.

• Entrena a los estudiantes para memorizar temas que son objeto de examen y no considera al aprendizaje como algo que se construye entre todas y todos. Las familias no queremos que memoricen datos o elijan respuestas al azar, en la escuela queremos que nuestros hijos lean, razonen críticamente, operen comprendiendo situaciones problemáticas. En definitiva, queremos que aprendan significativamente y que se los motive en los valores de la solidaridad, el compañerismo y el trabajo en equipo, no en la competencia.

• Conlleva también a la competencia entre escuelas dado que usted mismo, Ministro, expuso las supuestas bondades de un sistema de premios para establecer un “ranking” de escuelas. “Si la escuela mejora un 10% con respecto al año anterior, podemos darle una nueva biblioteca. Si mejora un 20%, los chicos de 7mo grado podrán viajar a Bariloche. Lo que queremos es que se comprometa toda la comunidad en la mejora de la calidad” (La Nación , 31/05/2013).

• Creemos que intenta chantajear a docentes y equipos directivos para que sean aplicadores o veedores a través del ofrecimiento de un monto de $1000 o $2000 según el caso. Las familias queremos que los docentes tengan un salario digno y sin sumas en negro.

Las familias que firman al pie elegimos las Escuelas Públicas porque no son empresas, sino espacios colectivos donde se construyen conocimientos, exigimos la inmediata ANULACIÓN del Operativo Aprender y nos oponemos a cualquier otro intento de evaluación externa y estandarizada.

LE INFORMAMOS QUE NO VAMOS A ENVIAR EL 18 DE OCTUBRE A NUESTROS HIJOS E HIJAS A LA ESCUELA PORQUE NO QUEREMOS SER PARTE DEL VACIAMIENTO DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA.

El tipo


Tenes derecho, pero no te conviene usarlo


No te dejes


domingo, 9 de octubre de 2016

La farsa de la campaña de evaluaciones



Si tenés alguna duda sobre la evaluación del gobierno nacional a los chicos de 3º y 6º grado (Programa Aprender 2016), lee a esta docente

Me viene a la cabeza la imagen de algunos de mis alumnxs de 6° grado. Sobre todo tengo presente a P. que a principio de año se negaba a leer y a escribir porque lo avergonzaban las dificultades que tenía para hacerlo. Hace una semana me contó que ahora leía más rápido porque, fanático de los animé, los mira por youtube y tiene que apurarse para leer el subtitulado. Ayer me dijo que estaba escribiendo una historieta para presentarse a un concurso.

También pienso en S, a la que sus compañeros le reconocen el interés que pone ahora en estudiar cuando "antes nunca hacía nada". Y en J a la que culparon de la tormenta de Santa Rosa porque ahora lee "perfectamente" y se preocupa por completar sus tareas. 
F en cambio, no logra salir adelante debido a que se ausenta continuamente porque la madre se la pasa haciendo trámites para que le renueven la exclusión perimetral al marido, o porque la señora se deprime, se queda dormida y no la despierta para ir a la escuela o porque tiene que quedarse cuidando la casa porque el papá violentó la puerta y tardaron días en arreglarla para poder cerrarla. 

¿Cómo podrán unas pruebas standarizadas medir los progresos de P, de S, de J o las dificultades de F limitada por los problemas que le crean los adultos? Ninguno de estos chicxs, estoy segura, completaría satisfactoriamente esas pruebas, y sin embargo, han aprendido, han avanzado, comenzaron a sentir curiosidad por la realidad y al ritmo de sus progresos han aumentado también su autoestima. Sumarme a este programa sería ser desleal con ellos porque estas pruebas van reflejar sus fracasos, sin reconocer sus progresos, y por lo tanto, sería ser desleal también conmigo, con mis convicciones, con mi tarea, con la dirección de mis esfuerzos: que crean en sí mismos, que deseen aprender, que puedan salir del lugar al que fueron marginados.

Tampoco voy a ser cómplice de un operativo evaluador que busca establecer un ranking de escuelas: de las de mejor rendimiento a las de peores resultados y emplear este criterio para distribuir los recursos y calificar a los docentes, desconociendo las realidades de las diferentes escuelas.

Realicé muchos esfuerzos durante mis más de 30 años como docente por problematizar mis prácticas, por reconocer los diferentes contextos y realidades de mis alumnxs, por ser una maestra innovadora y creativa para responder a sus necesidades, posibilidades y aspiraciones, como para aceptar que se me reconozca como una mera "aplicadora" de pruebas diseñadas por otros, que no me han demostrado tener el conocimiento mínimo de nuestros chicos y chicas, de las diversas realidades escolares y del sistema educativo. En todo mi trayectoria docente nunca "apliqué" nada, todo lo que hice fue reflexionado, analizado y elegido y jamás obedecí una directiva con la que estuviese en desacuerdo. No lo pienso hacer ahora. 

Tampoco voy a subordinarme a que quienes se niegan a reabrir las paritarias quieran extorsionarme pagándome 1000$ por participar de un montaje para atacar a la educación pública. Por todos estos motivos, renuncié a ser aplicadora en el Programa Aprender 2016.

Leticia Walther

sábado, 17 de septiembre de 2016

Los maestros sabemos lo que puede una palabra



Bullrich y su "nueva campaña al desierto"
"Los maestros sabemos lo que puede una palabra"
Por Javier Trímboli *
A veces las palabras crean a las cosas que pretenden tan sólo nombrar. El desierto nunca fue tal para los indios y para los gauchos que lo sabían recorrer con el conocimiento y el amor que se transita la tierra que es el propio hogar. La palabra desierto fue una palabra política, que se creyó civilizatoria y produjo un acontecimiento flagrante de verdadera barbarie: la muerte de miles de humanos, la desintegración de las tribus –así como se ha dicho que la montonera era el sindicato del gaucho, ¿no se puede decir lo mismo de la tribu respecto del indio?-, la conversión de otros miles en manos de obra poco menos que esclava, sometida a condiciones de trabajo oprobiosas y a la humillación en ingenios, obrajes o en casas de familias acomodadas. La palabra desierto produjo al desierto, al vacío que permitió la apropiación en muy pocas manos, las de las familias más poderosas de la Argentina, de tierras sin límites para la explotación capitalista. Primero con la palabra, que también es un arma; después con los Remingtons.
La última dictadura hizo de la celebración de la conquista del desierto uno de sus anclajes históricos más precisos y rotundos. Por esos días inhóspitos del año 1979 –particularmente en el mes de junio- se convocaba a seguir su ejemplo y emprender nuevas campañas del desierto. Y mientras tanto un nuevo exterminio se producía.
Decir desierto en el año 2016, más aún “campaña del desierto”, es desconocer el dolor de miles, la mutilación quizás fundante de nuestra sociedad, inaugural para su momento de sólido dominio oligárquico. Es también despreciar lo que efectivamente existe, las formas que ha encontrado nuestra sociedad de reparar sus heridas luego de largos períodos de postergaciones y exclusiones. Muestra la ansiedad por construir un país que deje en el desierto, en la intemperie a millones, para maximizar las ganancias de unos pocos, también su supuesta respetabilidad.
Como Loperfido, el ministro de Educación sabe bien lo que está diciendo. De nuestra parte sólo digamos, juramentémonos si hace falta, que no les va a hacer nada fácil construir un nuevo desierto.
Los maestros sabemos lo que puede una palabra.
*Javier Trímboli
HIstoriador
Equipo de Educación CTERA

jueves, 15 de septiembre de 2016

La Campaña del Desierto



Al cumplirse el centenario de la conquista de la Patagonia encabezada por el general Roca, y en un contexto de lucha ideológica a nivel mundial con la Guerra Fría, en 1979 la dictadura cívico-militar buscó instalar el paradigma de una nacionalidad basada en los valores occidentales y cristianos tal como ellos los entendian, en la que el protagonismo militar que había servido para aniquilar a los indios “prochilenos”, cien años después era la única garantía de soberanía frente a la amenaza del “comunismo internacional” que acechaba las mentes y los corazones de los argentinos. 

La conmemoración del Centenario de la Campaña del Desierto ofrecía, consecuentemente, algunas potencialidades para el pretendido cuadro de actuación histórica de las Fuerzas Armadas en la coyuntura abierta en la Argentina en 1976. La imaginación histórica y política de la Guerra Fría a escala local afirmaba la existencia de un enemigo que amenazaba con corromper la Nación, poniendo en riesgo la arquitectura ideal de sus valores. Asimismo, sobresalía el relieve puesto en la activa defensa capaz de reducir tal ofensiva, cuando Pueblo y Fuerzas Armadas debían ser garantes de una custodia moral que, sin ahorro de esfuerzos, pudiera acendrar al cuerpo social extraviado y confundido por el deliberado influjo de lo ajeno.

En base a esa hipótesis básica, el aniversario de la cruenta y exitosa avanzada en contra del indio consumada por el proyecto liberal de país hacia finales del siglo XIX, fue capitalizado en ese umbral de la Dictadura por una determinada imagen de la nacionalidad, detentada por las Fuerzas Armadas y su inexcusable instancia de legitimación y apropiación del pasado.

De este modo, se registraron a lo largo de 1979 numerosas intervenciones políticas e intelectuales, civiles, clericales y militares en celebración y memoria de esa “gesta gloriosa y trascendente”. Desde la Junta Militar se planificó el desarrollo de un acto central el 11 de junio, en la ciudad de Neuquén, en el que Videla y sus ministros Harguindeguy, Martínez de Hoz, Llerena Amadeo y Reston, conjuntamente con el Jefe del Estado Mayor del Ejército, Suárez Mason -entre otras numerosas autoridades-, suministraron el marco de poder necesario para una  evocación de esa epopeya afirmativa de la nacionalidad en peligro, y de la soberanía ganada merced al “episodio mayor de la historia nacional” (Trímboli, 2013). 

En efecto, no se conmemoraba Mayo o  la declaración de la Independencia de 1816, tampoco el cruce de los Andes de 1817. Por el contario, la voluntad liberal de la última dictadura argentina se filiaba en esa oportunidad a un elogio de la civilización y de la República vía el accionar de la espada: activando una memoria de la Campaña del Desierto que delineaba, en sí misma y en sus discursos, los principales esquemas de un determinado juicio.

Haciendo gala de cierta continuidad historica, en el marco de la inauguración del hospital escuela de veterinaria de la Universidad de Río Negro, elministro Esteban Bullrich ponderó la importancia de la educación para la Argentina y compró la apertura del establecimiento con una nueva "Campaña del Desierto".

"Hace muy poco cumplimos 200 años de nuestra independencia y planteábamos con el presidente Mauricio Macri, que no puede haber independencia sin educación, y tratando de pensar en el futuro, esta es la nueva campaña del desierto", manifestó el titular de la cartera educativa durante el acto realizado en la localidad de Choele Choel. Por otro lado, Bullrich indicó que "sólo deseamos que le den vida al proyecto que este edificio genera, que le den vida al desierto".

CENSURA Y PROSCRIPCION



CENSURA Y PROSCRIPCIÓN EN LA AUDIENCIA PUBLICA
Hoy sorpresivamente nos enteramos por la resolución del ENTE NACIONAL REGULADOR DEL GAS, que no somos parte de los “SELECCIONADOS ALEATORIAMENTE” por esta autoridad de aplicación, para la audiencia pública a celebrarse el día 16 de setiembre próximo. En una selección del todo dudosa, que pone en evidencia el autoritarismo y deterioro institucional al que este gobierno está sometiendo su accionar, es que hacemos responsable al Gobernador de la Provincia por no promover que los ciudadanos y organizaciones que nos inscribimos como lo solicitaban tuviéramos la posibilidad de manifestar públicamente lo que venimos planteando desde hace mas de 3 meses, en defensa de los trabajadores y ciudadanos de Mza.
Frente a este nuevo hecho de autoritarismo del gobierno, en el día de mañana presentaremos un AMPARO en la justicia federal, para que los gobiernos dejen de proscribir a los trabajadores y ciudadanos, y en defensa de los derechos de los mendocinos.
GUSTAVO A. CORREA – CARINA ALEJANDRA RIVERO – NATALIA VICENCIO – ANDRES CAZABAN – JUAN GABRIEL TORRES – JUAN MIGUEL JOFRE – LUCAS ARCANGELETTI.