miércoles, 22 de febrero de 2017

"Acompaño a este Gobierno, pero no voy a ser cómplice", disparó Giménez

Jorge Giménez, intendente de San Martín, está muy molesto con la gestión de Alfredo Cornejo porque "no atiende los problemas de la gente", dice.
"No veo preocupación ni ocupación como corresponde. Esto va a terminar mal. Yo he acompañado y acompaño a este Gobierno, pero no voy a ser cómplice de esta falta de atención directa a los problemas de la gente que se está quedando en la calle", dijo el intendente de San Martín, Jorge Gimenez, que por primera vez le lanzó fuertes críticas a la gestión del gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo por la ola de despidos y cesantías que se han producido en el último año y medio, especialmente en el sector privado del departamento que él conduce.
"Pareciera que hay dos Mendoza y están gobernando sólo para la 'Gran Manzana', para la capital", dijo Giménez y mencionó grandes empresas que han cerrado o reducido personal.
Mencionó la planta de Baggio, ubicada en Chivilcoy, inaugurada en marzo de 2015, con la intención de triturar y envasar 80 millones de kilos de tomate por año y emplear a 70 personas, además de aprovechar los cultivos de 1.750 hectáreas de productores medianos y pequeños. Hoy Baggio importa la pulpa desde países limítrofes, lo que implica $321 millones menos, sólo para los productores.
Giménez también mencionó a Frusi Argentina, empresa que en 2006 invirtió en El Divisadero en la compra y plantación de 800 hectáreas de almendros. "La cooperativa eléctrica hizo una gran obra para llevar electricidad al lugar e hicimos un barrio para 70 personas, y hoy eso le pertenece a un banco y no hay trabajo", dijo el jefe comunal.
También mencionó a la olivícola Olivi, de Palmira, que cerró la fábrica de aceite y a La Campagnola, que realizó una drástica reducción de personal, todo esto en los últimos meses.
"Se han perdido cientos de puestos de trabajo. Son entre 500 y 600, además de los que se han caído en el comercio. Y, a pesar de eso, es preocupante que no se vea una acción directa de Mendoza. Parece que estas familias que se quedaron desempleadas no fueran mendocinas", enfatizó.
El intendente dijo que, además de la falta de acciones del Estado nacional, le llama la atención "el silencio cómplice del Gobierno de Mendoza y la falta de ocupación en esta grave situación de sus funcionarios" y, además de en la producción, puso el ojo en las importaciones. "Hoy el que puede comprarse un televisor se va a Chile y eso afecta el comercio local y, por ende, el empleo. Hoy se están importando 300 millones de litros de vino y nadie dice nada", cerró.
Apoya la reforma, pero no en este momento
"La economía no arranca, la obra pública no arranca. Hay que ver cómo les mejoramos la vida a los mendocinos con las acciones del Estado. Pensar en reformar la Constitución para la reelección con 600 tipos en la calle es una falta de respeto", lanzó el intendente Giménez, quien, sin embargo, reconoció su apoyo a esa reforma "como lo he sostenido siempre y no tengo por qué no pensar lo mismo ahora, pero estableciendo que la prioridad es resolver los problemas de la gente, ya que si se hacen bien las cosas la reforma es sólo una consecuencia".

Giménez recordó que apoyó las medidas adoptadas por el gobernador. "Siempre las hemos acompañado, al contrario de lo que han hecho con los gobernadores peronistas. Le hemos permitido endeudarse el triple en un año, comparando con lo que se han endeudado los dos gobiernos peronistas anteriores", dijo, recordando la falta de aprobación de presupuestos. "Ahora yo quiero ver que se ocupen de los problemas de los mendocinos, quiero que me convenzan", sostuvo.

"El gobernador ha insistido con su argumento del orden, que me parece bien, pero se ha olvidado de las herramientas de las políticas públicas para defender el empleo y de esta manera, los índices más complejos se están disparando".
En números según el intendente de San Martín
-Entre 500 y 600 puestos de trabajo se han perdido en fábricas de San Martín.

-200 puestos se han perdido en los comercios sólo en la ciudad de San Martín, según el Sindicato de Empleados de Comercio.

-Por heladas se ha perdido el 80% de la producción frutícola.

-Siete distritos han sido declarados en desastre agropecuario: Alto Verde, Buen Orden, Chapanay, Palmira, El Divisadero, Las Chimbas y Tres Porteñas.

-Las conserveras, que trabajaban de diciembre a abril, este año sólo han trabajado 45 días.

-De los 175 millones kilos de tomate que se molían hasta el año pasado de producción mendocina, hoy la mayoría de la pulpa se importa de países limítrofes.

-$321 millones dejaron de llegar a los productores de tomate mendocinos.
Palmira, en alerta
El lunes por la noche unas 200 personas, referentes de distintos ámbitos de Palmira, se reunieron en el PASIP. Quieren que los talleres del ferrocarril permanezcan allí y se sumen los que serán desmantelados en la ciudad.

“Palmira es históricamente el nudo ferroviario más importante del oeste y trabajamos para defender este planteo, que es lógico, pero a veces se contrapone con decisiones políticas que rondan lo ilógico”, dijo el intendente Giménez e informó: “Quien está al frente de este grupo de Jarilleros es Salvi Baduí, una vecina reconocida que siempre ha militado en el radicalismo

miércoles, 16 de noviembre de 2016

PRESENTACIÓN DEL CENTRO DE ESTUDIOS PARA EL DESARROLLO TERRITORIAL (CEDESTE)


video

El día 15 de noviembre, se presento en el Instituto de Formación Docente 9-001 Gral. San Martín, el Centro de Estudios para el Desarrollo Territorial, y la primera investigación realizada por el mismo, sobre el Comportamiento de las Ventas del Comercio Minorista de Palmira, San Martín.
El Centro de Estudios para Desarrollo territorial se concibe como  un espacio de producción y difusión de conocimientos multidisciplinarios acerca del desarrollo, el trabajo y la sociedad  en su específica  dimensión territorial, procurando  aportar a la capacidad de producción de datos,  análisis e interpretación,  la interacción entre actores y organizaciones estatales o de la sociedad civil  vinculados con esta amplia problemática.

En el mismo acto, el IFD Gral. San Martín firmó convenios de colaboración mutua con la Central de Trabajadores Argentinos CTA, representada por  su Secretario General, Gustavo Correa, la Cámara de Comercio, Agricultura e Industria de San Martín, representada por su presidente Mario Doña, el Sindicato Argentino de Televisión, SATSAID, representado por Laura Navarro y la Fundación El Aleph, representada por su presidenta, Lic. Gabriela Bazan.

sábado, 15 de octubre de 2016

Carta de los padres...¡pa que aprendan!



Sr. Ministro de Educación de la Nación

Esteban Bullrich

S / D:

Las familias abajo firmantes sabemos que el 18 de octubre se aplicará en todo el país el Operativo Aprender, una evaluación para alumnas y alumnos de 6to grado (en las áreas de Prácticas del Lenguaje y Matemática); 5to y 6to año (en cuatro áreas) de todas las escuelas públicas y privadas del país y en algunas escuelas también a estudiantes de 3er grado y 2do año.

Nos dirigimos a usted para informarle que no queremos que nuestros hijos e hijas participen de esta iniciativa porque se trata de una evaluación:

• Externa, no la toman los maestros y/o profesores del grado o curso sino que envían aplicadores contratados a cambio de una suma de dinero sólo por ese día para tomar la evaluación.

• Estandarizada, porque es la misma para estudiantes de todo el país, sin importar las particularidades de cada uno, ni la ubicación geográfica de la escuela, ni las problemáticas de la comunidad, ni los saberes previos, ni los contenidos trabajados ni los proyectos en curso.

• Muy costosa, y creemos que sería lógico que ese dinero se utilizara para resolver los diversos problemas que atraviesa la Educación Pública (emergencia en infraestructura, falta de construcción de escuelas, reapertura de paritarias docentes y capacitación docente, entre otras).

• Se basa en los intereses de organismos empresariales y de crédito internacionales quienes deciden los contenidos a evaluar.

• Entrena a los estudiantes para memorizar temas que son objeto de examen y no considera al aprendizaje como algo que se construye entre todas y todos. Las familias no queremos que memoricen datos o elijan respuestas al azar, en la escuela queremos que nuestros hijos lean, razonen críticamente, operen comprendiendo situaciones problemáticas. En definitiva, queremos que aprendan significativamente y que se los motive en los valores de la solidaridad, el compañerismo y el trabajo en equipo, no en la competencia.

• Conlleva también a la competencia entre escuelas dado que usted mismo, Ministro, expuso las supuestas bondades de un sistema de premios para establecer un “ranking” de escuelas. “Si la escuela mejora un 10% con respecto al año anterior, podemos darle una nueva biblioteca. Si mejora un 20%, los chicos de 7mo grado podrán viajar a Bariloche. Lo que queremos es que se comprometa toda la comunidad en la mejora de la calidad” (La Nación , 31/05/2013).

• Creemos que intenta chantajear a docentes y equipos directivos para que sean aplicadores o veedores a través del ofrecimiento de un monto de $1000 o $2000 según el caso. Las familias queremos que los docentes tengan un salario digno y sin sumas en negro.

Las familias que firman al pie elegimos las Escuelas Públicas porque no son empresas, sino espacios colectivos donde se construyen conocimientos, exigimos la inmediata ANULACIÓN del Operativo Aprender y nos oponemos a cualquier otro intento de evaluación externa y estandarizada.

LE INFORMAMOS QUE NO VAMOS A ENVIAR EL 18 DE OCTUBRE A NUESTROS HIJOS E HIJAS A LA ESCUELA PORQUE NO QUEREMOS SER PARTE DEL VACIAMIENTO DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA.

El tipo


Tenes derecho, pero no te conviene usarlo


No te dejes


domingo, 9 de octubre de 2016

La farsa de la campaña de evaluaciones



Si tenés alguna duda sobre la evaluación del gobierno nacional a los chicos de 3º y 6º grado (Programa Aprender 2016), lee a esta docente

Me viene a la cabeza la imagen de algunos de mis alumnxs de 6° grado. Sobre todo tengo presente a P. que a principio de año se negaba a leer y a escribir porque lo avergonzaban las dificultades que tenía para hacerlo. Hace una semana me contó que ahora leía más rápido porque, fanático de los animé, los mira por youtube y tiene que apurarse para leer el subtitulado. Ayer me dijo que estaba escribiendo una historieta para presentarse a un concurso.

También pienso en S, a la que sus compañeros le reconocen el interés que pone ahora en estudiar cuando "antes nunca hacía nada". Y en J a la que culparon de la tormenta de Santa Rosa porque ahora lee "perfectamente" y se preocupa por completar sus tareas. 
F en cambio, no logra salir adelante debido a que se ausenta continuamente porque la madre se la pasa haciendo trámites para que le renueven la exclusión perimetral al marido, o porque la señora se deprime, se queda dormida y no la despierta para ir a la escuela o porque tiene que quedarse cuidando la casa porque el papá violentó la puerta y tardaron días en arreglarla para poder cerrarla. 

¿Cómo podrán unas pruebas standarizadas medir los progresos de P, de S, de J o las dificultades de F limitada por los problemas que le crean los adultos? Ninguno de estos chicxs, estoy segura, completaría satisfactoriamente esas pruebas, y sin embargo, han aprendido, han avanzado, comenzaron a sentir curiosidad por la realidad y al ritmo de sus progresos han aumentado también su autoestima. Sumarme a este programa sería ser desleal con ellos porque estas pruebas van reflejar sus fracasos, sin reconocer sus progresos, y por lo tanto, sería ser desleal también conmigo, con mis convicciones, con mi tarea, con la dirección de mis esfuerzos: que crean en sí mismos, que deseen aprender, que puedan salir del lugar al que fueron marginados.

Tampoco voy a ser cómplice de un operativo evaluador que busca establecer un ranking de escuelas: de las de mejor rendimiento a las de peores resultados y emplear este criterio para distribuir los recursos y calificar a los docentes, desconociendo las realidades de las diferentes escuelas.

Realicé muchos esfuerzos durante mis más de 30 años como docente por problematizar mis prácticas, por reconocer los diferentes contextos y realidades de mis alumnxs, por ser una maestra innovadora y creativa para responder a sus necesidades, posibilidades y aspiraciones, como para aceptar que se me reconozca como una mera "aplicadora" de pruebas diseñadas por otros, que no me han demostrado tener el conocimiento mínimo de nuestros chicos y chicas, de las diversas realidades escolares y del sistema educativo. En todo mi trayectoria docente nunca "apliqué" nada, todo lo que hice fue reflexionado, analizado y elegido y jamás obedecí una directiva con la que estuviese en desacuerdo. No lo pienso hacer ahora. 

Tampoco voy a subordinarme a que quienes se niegan a reabrir las paritarias quieran extorsionarme pagándome 1000$ por participar de un montaje para atacar a la educación pública. Por todos estos motivos, renuncié a ser aplicadora en el Programa Aprender 2016.

Leticia Walther